Llevamos tiempo escuchando hablar de la nueva directiva europea PSD2 y ya está aquí. La nueva directiva europea de pagos PSD2 entra en vigor en España para mejorar la seguridad del comercio electrónico y llega con importantes cambios que van a afectar a todos los bancos. Hasta la fecha para pagar por internet necesitábamos introducir la información de la tarjeta y un SMS de comprobación, pero con la nueva normativa harán falta otros datos para comprobar nuestra identidad.

PSD2 son las siglas que hacen referencia a Payment Service Providers o lo que es los mismo, Directiva de Servicios de Pago.

El objetivo de la nueva directiva es reforzar los derechos de los consumidores y la seguridad a la hora de realizar cualquier operación financiera a través de medios digitales. Además, la PSD2 quiere establecer un marco regulatorio para avanzar en el desarrollo del mercado de pagos electrónicos dentro de la UE para que de esta manera, este tipo de pagos entre diferentes países sean más fáciles y seguros de realizar.

Esta normativa está vigente desde el 14 de septiembre de 2.019. Aunque el real decreto-ley que regula la implementación de la PSD2 entró en vigor en el mes de noviembre del año pasado.

¿Cómo nos afecta la PSD2?

El refuerzo de la seguridad que establece la normativa PSD2 se traduce en que necesitaremos identificarnos doblemente para pagar en internet y usar la banca online. Si antes era posible pagar solamente con los datos de una tarjeta bancaria, aunque cada vez más era necesario un código suministrado por SMS, ahora necesitaremos identificarnos mediante dos de tres parámetros y no necesitaremos introducir los datos del plástico bancario.Los tres parámetros son el teléfono móvil o el DNI, una contraseña o código PIN y una identificación biométrica como una huella digital o un reconocimiento facial. Esto, asimismo, supone que a partir de la entrada en vigor de esta directiva ya no será necesario introducir cada vez la información relativa a nuestra tarjeta.

El móvil se convierte en el elemento indispensable

Aunque el ese segundo factor de autenticación que se pide podrá ser introducido únicamente una vez cada 90 días.

Ese será el tiempo durante el cual el banco considerará que un usuario sigue identificado después de haber llevado a cabo la doble autenticación, aunque las entidades tienen la libertad de pedir siempre la segunda parte de la identificación.

Encontramos excepciones: no será tampoco necesaria la autenticación reforzada para pagos electrónicos de hasta 30 euros (limitados a 100 euros o 5 operaciones des de la última vez que se solicitó).

Categorías: Web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code